Consejos para ahorrar hasta 100 euros en la factura de la luz en verano

Calentar una vivienda supone el 42% del gasto energético de las familias españolas. De media, cada hogar gasta 500 euros al año en aclimatar su vivienda en invierno, cantidad que puede duplicarse para el caso de las viviendas unifamiliares, mientras que refrigerarla supone de media solo el 1% de este presupuesto, según los expertos.

Sin embargo, el recibo de la luz en los hogares españoles sólo se reduce en verano un 15%, debido a los malos hábitos de los consumidores.

A continuación mostramos 5 consejos que servirán para bajar la factura de luz.

1. Precaución con el aire acondicionado
Por cada grado de temperatura que se baje con un aparato de aire acondicionado, el consumo de energía se elevará un 8%.

2. Temperatura inferior a 26°C
La habitación no se enfría antes por tener la temperatura del aparato más baja. Esto hará que el aparato consuma mucho más.

3. Protección solar
Elementos clásicos de protección solar, como persianas o todos claros, permitirán mantener fresco el hogar y serán de gran utilidad si lo combinas con el aire acondicionado.

4. Usar el ventilador
Siempre que el tiempo lo permita, es preferible usar el ventilador, que consume hasta un 90% menos de energía que el aire acondicionado.

5. Apagar luces y aparatos.
Apagar los aparatos electrónicos que no utilizamos reduce la generación de calor en casa. A la hora de sustituir los viejos, es fundamental elegir aquellos que ahorren energía y que desprenden menos calor.

6. Aclimatar la vivienda
Los expertos, recomiendan adquirir los modelos de climatización más eficientes. Realizar una limpieza periódica de los filtros de los equipos de aire acondicionado para no consumir en exceso, mantener un buen aislamiento en ventanas y puertas e incluso aprovechar la luz solar mientras se pueda es mejor que encender bombillas que calientan el ambiente.

Modificando estas pequeñas costumbres cada familia española podría ahorrar más de 100 euros en luz durante los meses de verano.