El sector energético español pide avanzar hacia un mercado único de energía en Europa y a una regulación más homogénea

El sector energético necesita avanzar hacia un mercado único de la energía en Europa que permita una convergencia de los precios y hacia una regulación. En un foro organizado por el Instituto Atlántico de Gobierno, el presidente de Enagás, Antonio Llardén, aseguró que cuanto más mercado haya menos influencia habrá de otro tipo de cuestiones. Más mercado es fundamental.

Llardén destacó que la seguridad del suministro, la competitividad y la sostenibilidad son las tres claves fundamentales al hablar de energía. Por su parte, el director corporativo de Iberdrola, Fernando Bécker, afirma que para que ese mercado único comunitario funcione en el sector eléctrico es necesario limpiar la tarifa y quitar toda la cuña gubernamental que soporta el precio de la energía, haciendo que una parte importante del precio de la luz no tenga nada que ver con él.

Bécker también ha repetido la necesidad de reformar el bono social, que supone un descuento del 25% en el recibo eléctrico para determinados colectivos vulnerables, para que la ayuda esté más ligada a la renta y sea una partida que se asuma entre todos y no solo las empresas.

El consejero delegado de Red Eléctrica Española (REE), Juan Lasala, señaló que el sector tiene como uno de sus principales problemas el saber explicar “el por qué de los precios” de la energía. Lasala comenta además, que Hemos sido verdes muy deprisa, y no hemos sabido contarle a la gente que eso tiene un precio, además de invertir en las renovables en un estado muy inicial: el coste para la sociedad has sido caro. Éste considera que España tiene otro “grave problema” en términos eléctricos, el de la interconexión con el resto de Europa.