¿Qué hacer para que el termo eléctrico consuma menos?

Los termos eléctricos o calentadores, tienen una función muy sencilla. Se encargan de calentar el agua. Una vez alcanzada la temperatura, la resistencia se apaga y el aislamiento del tanque se encarga de mantenerla caliente. Cuando la temperatura baja, vuelve a iniciarse el funcionamiento, hecho que se produce sin que nosotros podamos controlarlo.

Para disminuir el consumo y poder ahorrar en la factura de la luz, debemos tener en cuenta las siguientes medidas:

–          Utilizar un programador horario o reloj temporizador. Son fáciles de adquirir en ferreterías o grandes almacenes. Con este aparato podemos programar las horas a las que queremos que se encienda el termo. Si utilizas agua caliente por las mañanas y/o por las noches, programándolo para tener agua caliente a esas horas, el consumo eléctrico disminuye considerablemente. Además esta medida es más efectiva si tienes contratada una tarifa de discriminación horaria.

–          Cambiar el termo eléctrico por un calentador de gas ciudad. El calentador de gas sólo consume energía cuando se necesita. El ahorro económico puede llegar a ser de un 70%.