Sube el 1,7% el consumo energético en España tras años de caída

El consumo de energía en España durante 2015 experimentó un cambio de tendencia y volvió a la senda de crecimiento con 134,4 millones de toneladas de petróleo, lo que supone un aumento del 1,7% frente a las caídas registradas desde 2008, a excepción del repunte de 2010, según los datos del informe BP Statistical Review of World Energy 2016.

La modificación en el consumo en nuestro país, ha provocado cambios en la configuración del mix energético, quedando distribuido en petróleo un 45% del total, seguido de gas natural, carbón, nuclear, hidráulica y renovables. El posicionamiento del gas natural por delante del carbón es debido a la “convergencia en los precios”

Durante la presentación de dicho estudio, el presidente de BP, ha destacado que el crecimiento más acentuado lo registró el carbón, con una subida del 23,9% respecto a 2014, debido a la caída del precio internacional de dicho combustible, el bajo precio del CO2 y la falta de lluvias y la sucesión de anticiclones. De esta manera, el carbón reemplazó la baja aportación de la energía hidráulica, que descendió un 28,8% por un año seco, por lo que algunos embalses estuvieron a la mitad de su capacidad.

Como consecuencia, las emisiones de CO2 aumentaron un 6,8%, por encima de la media europea  que se sitúa en un 1,3%. España fue el segundo país de la UE que registró mayor crecimiento de sus emisiones, siguiendo a Portugal. A nivel mundial, España se encuentra en el puesto número siete del ranking junto con Colombia. El primer puesto es para Turkmenistán, seguido de Qatar y Vietnam.