Ir a noticias

Endesa garantiza la electricidad en la Isla con nuevos recursos

01
NOVIEMBRE
2011
Editorial
Por Editorial

La potencia energética con que cuenta la Isla de Tenerife ha aumentado considerablemente con la puesta en servicio del segundo ciclo combinado que Endesa tiene en la estación eléctrica situada en Granadilla de Abona, planta que fue inaugurada ayer por el presidente de dicha compañía eléctrica, Borja Prado, y por el jefe del Gobierno canario, Paulino Rivero.

La construcción y puesta en marcha de este recurso, que se une al que se puso en servicio en 2006, permitirá que la central de Granadilla sume 230 megavatios más y se alcanzará, por tanto, una potencia eléctrica de 743 megavatios.

La potencia que la suministradora tiene instalada en la Isla es de 1.059 megavatios, produciéndose más del 70 por ciento en la estación granadillera.

Así, con la entrada en marcha del segundo ciclo combinado en la central del sur «se garantiza el suministro eléctrico en Tenerife», según destacaron altos cargos de Endesa, por lo que los «ceros energéticos, aunque se podrían producir, serán muy poco probables».

En cuanto al sistema inaugurado ayer, el presidente la compañía, Borja Prado, destacó que se «utiliza la última tecnología» para lograr la mayor eficiencia posible del recurso.

Además, manifestó que el ciclo combinado posibilitará la entrada del gas natural a Tenerife, estimando que «en siete u ocho años será una realidad».

Menos contaminación

La utilización del gas «rebajará los niveles de emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, con lo que repercutirá directamente en conseguir un mejor medio ambiente», señaló Prado.

En similares términos se pronunció el alcalde de Granadilla de Abona, Jaime González Cejas, quien estimó que las obras para introducir el gas natural podrían comenzar el próximo año.

El mandatario también puso de relieve la importancia que tiene el puerto industrial en este aspecto, porque el futuro muelle albergará la regasificadora prevista.

«Nos estamos jugando el futuro de Tenerife», manifestó González Cejas durante su intervención, quien destacó la necesidad de «continuar avanzando hacia la modernidad» con este tipo de infraestructuras «para ser un referente en Europa».

Por su parte, el presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, dejó entrever las dificultades que el proyecto del ciclo combinado tuvo en Granadilla de Abona en el pasado mandato, que fue paralizado por la exalcaldesa.

«Cuando tenemos claro cuales son los objetivos, la responsabilidad de la administración es eliminar obstáculos para que el desarrollo de determinadas iniciativas sea posible. A los obstáculos hay que imponerse desde la racionalizad, sentido común y sensatez, pero aplicando las leyes que tenemos», aseveró el jefe del Ejecutivo regional.