Ir a noticias

El déficit de tarifa eléctrico 541,6 millones inferior al previsto

28
SEPTIEMBRE
2015
Editorial
Por Editorial

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) ha publicado el informe sobre los resultados de la séptima liquidación provisional del Sector Eléctrico. Según la cual el déficit de tarifa eléctrico asciende a 1.379,8 millones de euros.

A pesar de los 1.379,8 millones de euros de de déficit en esta liquidación el desajuste ha sido inferior al previsto en 541,6 millones de euros, ya que el desajuste previsto para esta liquidación era de 1.921,5 millones de euros.

Aunque la CNMC advierte, como en anteriores ocasiones, que esta es la séptima de las catorce liquidaciones de 2015 y que su relevancia es escasa debido al desfase existente entre la declaración de los ingresos y la liquidación de las distintas partidas de coste.

Ya que a partir de la primera liquidación del año, se van efectuando los pagos en correspondencia con los ingresos percibidos por el sistema eléctrico. Y debido a la estacionalidad entre los ingresos y costes del sistema así como a que los ingresos por peajes de acceso correspondientes a lecturas de electricidad de un mes no se reciben completamente hasta tres meses después.

En esta liquidación el coeficiente de cobertura se ha situado en un 83,99% frente al 82,65% de la sexta liquidación.

Respecto a la demanda en consumo ha sido un 2,9% superior al valor promedio de años anteriores, con 121.268GWh.
En esta liquidación se han registrado 218,1 millones de euros más de ingresos por peajes de acceso, un 3,1% más que los previstos alcanzado los 7.157,9 millones de euros. Los ingresos de peajes de generadores han sido 1,6 millones superiores a los previsto. Mientras que los ingresos registrados por aplicación del artículo 17 del Real Decreto 216/2014 han resultado un 29,2% superiores a los previstos en la Orden IET/2444/2014.

Por otro lado, los costes regulados han sido 261,2 millones de euros inferiores a los previstos para esta liquidación, debido, a un menor coste en los pagos por capacidad y en el coste de la producción renovable, cogeneración de alta eficiencia y residuos.