Ir a noticias

La CNMC confirma las irregularidades en las tarifas de los contadores denunciadas por Facua

16
SEPTIEMBRE
2015
Editorial
Por Editorial

El pasado mes de noviembre FACUA denunciaba ante la CNMC, Aecosan y a las autoridades de protección al consumidor de las diecisiete comunidades autónomas, irregularidades en las tarifas aplicadas en el alquiler de los nuevos contadores. Y reclamaba a las autoridades competentes que impongan a las eléctricas la devolución de decenas de millones de euros cobrados de más a los usuarios al aplicarles tarifas que la normativa limita a equipos de medida integrados en un sistema de telegestión.

Pues bien según pública Facua en su web el pasado 1 de septiembre la CNMC daba respuesta a su denuncia, a traves de un escrito del director de Energía de la CNMC, Fernando Hernández Jiménez-Casquet.

Recordemos que Facua señalaba, que según la legislación, los contadores «deberán estar integrados en un sistema de telegestión y telemedida implantado por el encargado de la lectura correspondiente» y hasta ahora los contadores instalados no cumplen los requisitos obligatorios de integración en el sistema que permitan al consumidor “funcionalidades como la discriminación horaria, la lectura remota y la disponibilidad de información referente a su consumo. Que les facilitarían adoptar medidas para un gasto más eficiente y derivarían en una reducción de sus facturas”, según indicaba la asociación.
Y por tanto considera que “las eléctricas están facturando a los usuarios la tarifa por el alquiler de los nuevos contadores que según la normativa sólo puede aplicarse si cumplen los requisitos de integración en el sistema de telegestión y telemedida”.

Pues bien en su escrito la CNMC confirma a Facua “que las eléctricas están aplicando por el alquiler de contadores no adaptados a la telegestión una tarifa un 50% más elevada que la autorizada para estos equipos de medida.” Así como que a los usuarios con contadores que no tienen habilitada la telegestión «debería cobrárseles el precio del alquiler del equipo de medida correspondiente a los antiguos contadores monofásicos», 0,6534 euros (0,54 más IVA), «puesto que no se están beneficiando de las funcionalidades de los nuevos equipos de medida».
Y señala que «se considera necesario realizar un seguimiento detallado de cada una de las empresas distribuidoras sobre la adecuada integración de los equipos [de medida] en los correspondientes sistemas de telegestión».

Según cálculos de Facua los consumidores afectados pagan 0,3267 euros al mes de más, que se traduce en 3,92 euros anuales.