Ir a noticias

España, el cuarto país con la factura eléctrica más cara de la Unión Europea

28
ABRIL
2016
Editorial
Por Editorial

Desde el 2008 hasta hoy, el precio de la luz encareció un 52% en España, incremento que duplica la media de la Unión Europea, situando a España en el cuarto país con el recibo de la luz más caro por detrás de Alemania, Dinamarca e Irlanda.

El último “Estudio comparativo de los precios de la energía en Europa”, señala que el precio de la luz en los hogares españoles, se ha incrementado un 69%, incrementando tan solo un 31% en los hogares de la Unión Europea de los 28 (Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y Chipre).

En la UE28, los hogares pagan un 31% más cara la electricidad, mientras que en la Eurozona (Alemania, Austria, Bélgica, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Chipre) el encarecimiento es del 32%.

En el caso de la industria, el aumento ha sido mucho menor. Un 9% para las empresas medianas y un 7% para las grandes. Un porcentaje mucho más reducido que en los hogares, por lo que comprobamos que las decisiones del Gobierno están afectando más al consumidor doméstico que a la industria, produciendo por ello que el encarecimiento en España, se encuentre por encima de las medias europeas.

Este aumento es debido principalmente a los impuestos, tasas y otras regulaciones en materia energética que impone el estado. Sin estos aumentos España pasaría de ser el cuarto país con la factura más eléctrica más cara al puesto undécimo.